MIENTRAS ESCRIBO: ¿QUÉ MIERDA TE METES?

nerve cells

Antes de contestar a la pregunta que me hace escribir este post, responderé a otra… ¿De dónde sacas las ideas?, es una de las cuestiones que más se repiten. Muchos de aquellos que la realizan, también añaden: tío, tú estás mal de la cabeza para escribir algo así. No seré yo el que juzgue si estoy bien o si realmente alguna conexión falla en mi cerebro, he de reconocer que en ocasiones también me lo pregunto. Cuando leo lo escrito, incluso llego a preguntarme a mí mismo ¿has sido tú? ¿Has escrito tú esto?. Probablemente sea así, algo falla en mis conexiones neuronales, pero realmente es algo que no me preocupa. Y no me preocupa porque disfruto de ello. Es esto lo más importante: DISFRUTAR.

Hay otros, muchos más de los que había podido imaginar, que también preguntan ¿qué mierda te metes?, si fumo mucho o si me da por aliñar mis pensamientos con sustancias estupefacientes que me hagan viajar a lugares en los que la gente se arroja por las ventanas o se mutilan un brazo a la vez que tuercen sus labios en una dulce sonrisa. A esta última pregunta, a la de las sustancias, la respuesta es contundente…; bueno, al final respondo...

Continua

RELATO: VUELTA A CASA

6F7

Quedaban poco más de siete minutos para que ella abriera la puerta. Poco más de siete minutos para que ella viera lo que no esperaba ver. Nunca lo había hecho, y era precisamente eso lo que él no entendía. Quedaban siete minutos para conocer el secreto…

Dean se encontraba en el hall de entrada, de pie, recto como una vela y con sus enormes ojos marrones abiertos como platos. Parecía no tener párpados. Miraba de un lado a otro como si aquel lugar fuera desconocido para él. Pero no lo era, al menos no debía serlo. Las paredes estaban igual de blancas y los cuadros con ilustraciones de la ciudad colgaban de la pared como siempre lo habían hecho. También miró las lámparas, tanto las de pared como las dos que colgaban del techo, todas ellas encendidas. Era de noche, pero la sensación que tuvo era la de estar bañado por una luz diferente. Hasta las plantas que reposaban en pesadas macetas negras tenían otro color. El crío por fin se movió.

Continua

RELATO: TE VOY A SACAR LOS OJOS

SONY DSC

— Buenos días Señora María…

— Qué tal majo, ¿has dormido bien?

— Bueno, al principio me costó un poco, pero luego la verdad es que no abrí los ojos en toda la noche, y le garantizo que eso en mí es muy, muy raro…

— Eso es el campo. Es este lugar… Nada es comparable. Yo desde luego no me arrepiento, dejé la ciudad hace más de veinte años y no tengo ninguna intención de volver por allí.

Continua

RELATO: UNA EXPLICACIÓN

noche2

Tranquilo. Tranquilo. Entiendo que te pongas así. Sólo voy a pedirte unos minutos. Sólo unos minutos. Necesito… hablar con alguien…

 

Mi nombre es Emilio. Siguiendo los pasos de mi padre, también me dedico al transporte por carretera. Tuve otras opciones, pero al terminar mis estudios creí necesario continuar con la labor que él inició y que tanto sacrificio le llevó.

Antes, ya había hecho mis viajes como cualquier otro camionero, algo más cortos, pero sí sumé una buena suma de kilómetros al volante. Sin duda, para un chico joven como yo, era una oportunidad única de sacar un algo de dinero para mis gastos, pero sobretodo suponía la posibilidad de formarme en el que quizás acabara siendo mi oficio. Descubrí mi vocación, pero el tiempo no…

Continua

CORTO: LA DESPEDIDA

Corto realizado y dirigido, magistralmente, por mi amigo Sergi Vizcaíno. Está basado en el relato que lleva el mismo nombre y que se emitió por primera vez en Milenio 3, de la Cadena Ser.

En muchas ocasiones me han preguntado cuál era mi relato favorito. Jamás lo pensé más de un segundo, mi historia favorita es esta. Tiene un trasfondo personal que siempre llevaré conmigo…

 

 

Cartel de ‘La Despedida’
Continua

RELATO: LA NOTA

SANGRE-DE-DONCELLA

[TRANSCRIPCIÓN DE AUDIO]

GRABACIÓN ENCONTRADA EN EL TELÉFONO MÓVIL DE J.O.V.

30 de Julio 2015

 

[Suena música de Wagner]

[Se escuchan pasos]

 

Mira lo que has hecho. Sólo un loco, sólo un animal podría hacer algo así… Me da igual lo que digas. Da igual que mientas, que me cuentes la verdad. Ambos sabemos que vas a morir, y que soy yo el que te va a matar.

Lo haré con mis manos, lo haría de mil maneras. Pero por desgracia, no encontraré la forma de hacerte sufrir tanto como tú has hecho sufrir a esas personas, tanto como me has hecho sufrir a mí. Será rápido.

Continua